Mostrando entradas con la etiqueta Nata. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nata. Mostrar todas las entradas

lunes, 24 de julio de 2017

Cheesecake SIN HORNO de chocolate blanco y frambuesas


Holaaaa!

Esta tarta es LA TARTA, con mayúsculas. Es suave, fácil de hacer y no es muy dulce. Yo lo hice en versión barritas porque me apetecía hacerlas de otro modo, si decides no hacerlo en este formato usa un molde de 18 o 20 cm redondo.
La receta es de "Un Pedacito de Cielo"



175 g de galletas, las que querías 
90gr de mantequilla fundida
340g de chocolate blanco, de buena calidad siempre será mejor 
225g de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente NO LIGHT 
225 g de yogur griego a temperatura ambiente, de buena calidad siempre será mejor 
225 g de nata para montar o crema para batir con un 35% de materia grasa bien fría
250g de frambuesas frescas.


Engrasamos un molde de 30 por 20 con mantequilla y lo cubrimos con papel de hornear, un lado más largo que otro para que sea más fácil desmoldarlo.


 Lo primero que haremos es preparar la base, trituramos las galletas de nuestra elección y añadimos la mantequilla fundida. Mezclamos bien  y extendemos sobre la base del molde con el papel de manera uniforme. Reservamos en el frigo.

Fundimos el chocolate y reservamos para que se atempere.




Mezclamos el queso y el yogur griego con la pala de nuestra batidora y reservamos.
Montamos la nata que debe estar bien fría y sería bueno que las varillas y el bol de la batidora también lo estuviera, ponemos la nata, las varillas y el bol en el congelador por 15 minutos. La guardamos en el frigo hasta que la necesitemos.
Batimos con la pala el queso y el yogur que deberán estar a temperatura ambiente y añadimos el chocolate blanco atemperado.
A esta mezcla le añadimos la nata montada con movimientos envolventes para que no se desmonte mucho y ponemos en el molde .


Reservamos algunas frambuesas para la decoración como unos 50 gramos y el resto lo repartimos bien por todo el molde presionando un poquito para que se hundan.
Llevamos al frigo al menos cuatro horas yo lo dejé toda la noche.

Lo desmoldamos y decoramos cada porción con una frambuesa.

Y ya esta! Espero que os haya gustado!



jueves, 15 de junio de 2017

Tarta de frambuesas y limón Reto Dis-Fruta Junio



Holaaaa! 

Si lo sé, encender ahora mismo el horno es un acto muy valiente pero esta tarta merece la pena. Es muy ligera y el bizcocho es muy esponjoso. Con esta receta participo en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce.Este mes tocaba la frambuesa, que me pirra, soy capaz de comerme bandeja de una sentada ;-).



La receta está adaptada de Cris de "Un pedacito de cielo"

Aclaraciones: 

- Yo hice tres bizcochos de 18 cm de diámetro, pero los podéis hacer de 15 cm.

- Al llevar una cobertura de nata la tarta debe conservarse en la nevera. Si no queréis hacer este frosting podéis hacer una buttercream de merengue suizo que aguanta mejor el calor.

- El método de hacer los bizcochos es un poco extraño, pero os aseguro que es un acierto total.

- Para la cobertura Cris usa colorante en pasta rosa, yo no tenía y se me ocurrió colar mermelada de frambuesa y obtuve un líquido de un color como rosa oscuro y se lo fui añadiendo a la nata hasta que obtuve un color aceptable. En total usé 3 cucharadas.


4 huevos M 
2 yemas M
250ml de buttermilk o 225ml de leche entera y 25ml de zumo de  limón
50ml de zumo de limón
Ralladura de dos limones, sin la parte blanca 
350gr de harina
15gr de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato
330gr de azúcar
½ cucharadita de sal
225gr de mantequilla sin sal FRÍA

Mermelada de frambuesa, aquí es importante usar de buena calidad 
500ml de nata para montar o crema para batir con al menos un 35% de materia grasa
4 cucharadas soperas de polvo para hacer gelatina de sabor a frambuesa, yo usé de Royal
3 cucharadas soperas de azúcar glas
Colorante rosa Claret de sugarflair si fuera necesario para ayudar al color, o el truco de la mermelada 


Preparamos el buttermilk y lo dejamos reposar 10 minutos, tendrá un aspecto cortado.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos nuestros moldes y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Batimos los huevos y las yemas y añadimos un cuarto de taza del buttermilk que teníamos hecho y reservamos.

En el bol de la batidor con el accesorio pala ponemos, la harina tamizada junto a la levadura, el bicarbonato, la sal y el azúcar, mezclamos un poco a velocidad baja.
Vamos añadiendo la mantequilla fría cortada en cubitos a la mezcla de harina y azúcar, batimos a velocidad baja hasta que veamos que la mezcla coge un color como a harina de maíz y no vemos ningún grumo de mantequilla, si cogemos un pellizco de masa esta se compacta entre los dedos.
Añadimos el buttermilk y el zumo de limón y la ralladura, batimos a velocidad media unos 4 minutos.
Pasado este tiempo añadimos poco a poco la mezcla de huevos, yemas y buttermilk que teníamos reservado, una vez que estén bien incorporados, subimos la velocidad y batimos no más de un minuto.


Repartimos la mezcla equitativamente en cada molde, para ello usamos una báscula, o una cucharada de helado, y horneamos unos 25/30 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia. Si se os empiezan a tostar pero no están hechos todavía, bajad la bandeja de horno.

Cuando estén horneados los sacamos y los ponemos sobre una rejilla unos 10 minutos, pasado este tiempo desmoldamos, envolvemos en film, con cuidadito que son muy frágiles,y llevamos a la nevera en caliente, para atrapar el vapor y parar el punto de cocción.


De la crema:
Para montar la nata es necesario que el bol, las varillas y la propia nata estén bien frías de la nevera, si se te ha olvidado mete todo 15 minutos en el congelador.
Pon en el bol la nata y la gelatina y la pizca de colorante, o la mermelada, bate con el accesorio globo y cuando esté semimontada añade el azúcar glas.

Me encanta como quedó con el filtro rosa

En el proceso de batido se deshará los cristales de gelatina y no se apreciarán. Para de batir cuando este consistente o si no se echará a perder.

Nivelamos nuestros bizcochos si fuera necesario con la ayuda de una lira o de un cuchillo de cortar pan.
Llenamos una manga con la nata y cortamos la punta de manera que podamos hacer un cordón grueso en toda la circunferencia del primer bizcocho que habremos puesto como base.
Después llenamos con la mermelada y posteriormente cubrimos la mermelada con más nata con la ayuda de la manga. 
De esta manera conseguimos un dique que hará que o se salga la mermelada y nos emborrone la cobertura.
Procedemos igual con todas la capas y llevamos a la nevera 15 minutos.
Pasado este tiempo damos  una capa finita de crema para sellar las migas y llevamos otros 15 minutos a la nevera.
Sacamos la tarta y le aplicamos la última capa, que esta debe quedar más lisita, yo le dejé un efecto semidesnudo pero, podéis cubrirla entera.
Para finalizar la decoración utilicé frambuesas, ralladura de limón y un molinillo. Pero en este paso dejad volar vuestra imaginación.

Hasta aquí la receta! Un saludo!
No olvidéis seguirme en Instagram: Irene_twd_cupcakes 



domingo, 9 de abril de 2017

Cheesecake de dulce de leche


Holaaaa!

Aquí estoy yo de vuelta con una tarta que esta entre mis favoritas, un cheesecakes suave y aterciopelado con una salsa que se sirve templada que hace que la tarta sea una delicia.




Receta de mi propia cosecha: ( para un molde de 18cm)

Para la base:

75 gr galletas tipo maría
50 gr mantequilla sin sal derretida en el microondas o en cazo
Media cucharadita de canela molida ( opcional)

Para el relleno:

 1 huevo y una yema de un huevo M a temperatura ambiente
 70  gr  azúcar blanco
 300  gr  queso crema ( tipo Philadelphia) a temperatura ambiente
 15  gr  harina 
70  g r dulce de leche, yo usé el pastelero de Márdel
75  ml de nata para montar o crema para batir con un min de 35% de materia grasa a temperatura ambiente

Trituramos
las
galletas con una batidora, un mortero o una bolsa tipo Zip y un rodillo 
y
las
mezclamos
con
la
mantequilla
derretida hasta que parezca arena mojada. Añade la canela y vuelve a mezclar.





Con el molde engrasado con mantequilla y papel de horno para que se desmolde perfectamente, pasamos la mezcla de galletas al molde y las aplastamos con la base de un vaso o con las manos. Lo metemos al frigorífico, mientras preparamos el relleno.

Batimos el queso crema con el azúcar a velocidad más bajita de la batidora hasta que sea una mezcla homogénea, añadimos el huevo y esperamos hasta que se integre y añadimos la yema. Incorporamos la harina y la nata. Batir hasta que se integre todo y añadimos el dulce de leche. Sacamos el molde de la nevera y ponemos el relleno y lo alisamos con una espátula. Le damos unos golpecitos al molde para que salgan las burbujitas.

Lo metemos en el horno precalentado a 170º, lo tendremos 30 minutos y comprobamos si esta hecho agitando el molde y si los bordes están cuajados y el centro un poquito húmedo. Lo sacamos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Lo metemos al frigorífico tapado con un film un mínimo de 6 horas o de un día para otro.





Antes de servirlo hacemos la salsa con:
70 ml de dulce de leche, yo usé el pastelero de Márdel
30 ml de nata para montar o crema para batir con un min de 35% de materia grasa a temperatura ambiente


Ponemos el dulce de leche en un cazo a fuego medio y vamos añadiendo poco a poco la nata hasta que consigamos una mezcla líquida, ya que cuando se enfríe endurecerá.
Glaseamos sin control.

Hasta aquí la receta! Un saludo!










sábado, 18 de marzo de 2017

Eclairs de fresa y nata


Holaaaa!

Siento el parón pero es que he estado hasta arriba de exámenes y ahora que he terminado soy libre por fin y estoy preparando muchísimas recetas nuevas. Esta es una receta en la que llevo pensando mucho y al fin he conseguido hacerla.

Son unos eclairs muy primaverales con fresas y una capa de nata, que si no os gusta podéis sustituir por crema pastelera.

Receta del nuevo libro de Alma Obregón " Un Año de Dulces", fue un regalo de reyes y no lo he podido estrenar hasta ahora.

Para la masa choux:
250 ml de agua
100 g de mantequilla sin sal en trocitos
1 cucharadita de sal y otra de azúcar
150 g de harina


4 huevos medianos

Para decorar:
200ml de nata para montar o crema para batir fría con un 35 por ciento de materia grasa
azúcar glass al gusto para la nata
Media cucharadita de esencia de vainilla
Media cucharadita de agua helada
Media cucharadita de gelatina en polvo o grenetina
200 g de fresas lavadas y cortadas a la mitad o en rodajas
azúcar glass para decorar


Precalentamos el horno a 270º, si vuestro no llega a tanto como el mío solo a 250º



1.Pon a hervir en un cazo la leche, el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla en trozos.

2. Tamiza la harina y bate ligeramente los huevos. Reserva.

3. Cuando hiervan los líquidos —2 o 3 segundos con burbujas grandes— retira el cazo del fuego y echa de golpe la harina. Mezcla con una espátula flexible. Una vez mezclado, pon de vuelta al fuego medio, y remueve unos minutos hasta que se forme una pequeña “costra” en el fondo de la cacerola.

4. Pon la masa en un cuenco. A los 5 minutos ve echando los huevos de poco en poco y mezcla bien con una espátula. No eches más huevo hasta que no esté bien bien absorbida la cantidad anterior.
Aquí os dejo con algunos de los consejos del blog "Webos Fritos":
Si levantas la espátula con un poco de masa y se pega bien a ella y luego cae separándose claramente y dejando solo una poca pegada a la espátula, está bien.
Si levantas la espátula con masa y no se despega de ella, le falta agregar otro poco de huevo batido.

Si la masa resbala enseguida de la espátula, ¡te has pasado agregando huevos!


Mete la masa en una manga con una boquilla grande redonda o estrellada y en una bandeja de horno con papel de hornea o un tapete de silicona hacemos unos "bastoncillo" de unos 10 cm de largo y un poquito gruesos. Hay que separarlos bastantes unos de otros ya que al hornearse crecen. Los pincelamos con un poco huevo batido con un pincel de silicona.

Cuando el horno este a la temperatura indicada metemos la bandeja y apagamos el horno durante 10 minutos, pasado el tiempo volvemos a encender el horno esta vez a 170º, veréis que ya habrán crecido bastante. Y los dejaremos de 10 a 15 minutos más hasta que estén doraditos.




Los sacamos a una rejilla y preparamos la crema.
Para montar la nata o crema para batir el bol, las varillas y la nata debe de estar muy frías. Yo los meto unos 15 minutos en el congelador antes de usarlos.
Ponemos a hidratar la gelatina en la media cucharadita de agua unos 5 minutos hasta que parezca una esponja. Cuando esté lo calentamos unos segundos al microondas hasta que este líquido

Empezamos a montar la nata a velocidad alta hasta que este firme y esponjosa, seguimos batiendo y añadimos la vainilla, el azúcar y la gelatina. Metemos la nata en una manga con una boquilla redonda o rizada.

Con un cuchillo de sierra cortamos los eclairs cuando estén completamente fríos. Rellenamos con la nata y ponemos unas fresas, podemos decorar con un poco de azúcar glas en un colador y listo!

Se conservan en un recipiente hermético en el frigo. Los eclairs horneados sin rellenar se conservan muy bien de un día para otro en un recipiente hermético a TEMPERATURA AMBIENTE.

Hasta pronto!









miércoles, 7 de diciembre de 2016

Muffins de lacasitos

Holaaa! 
Hoy traigo unos deliciosos muffins de chocolate y lacasitos, con un bizcocho con un profundo sabor a chocolate y una rica ganache. La receta es de Alma Obregón:




Ingredientes: Salen 12 maxi muffins 

Para el ganache:
165g de chocolate negro bien troceado
135ml nata de montar
35g de mantequilla sin sal, troceada
Para los muffins:

115g de mantequilla a temperatura ambiente
150g de chocolate con leche finamente troceado
180g de chocolate negro en trozos grandes
325g de harina
1 cucharadita de levadura química tipo Royal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal 
125g de azúcar de caña integral
2 huevos L
180ml de leche 
1 cucharadita de zumo de limón
100g de lacasitos

Empezamos preparando el ganache.

Colocamos el chocolate en un bol resistente al calor.

En un cazo, calentamos la nata hasta que empiece a hervir. La echamos sobre el chocolate y removemos bien hasta que la mezcla sea homogénea y el chocolate esté totalmente derretido. Incorporamos la mantequilla y removemos bien hasta que la mezcla sea homogénea. Cubrimos el bol con film y dejamos templar hasta el momento de usarlo. Precalentamos el horno a 180º. Preparamos las cápsulas para muffins (o de cupcakes, en su lugar).
Mezclamos la leche con el zumo y dejamos reposar 5-10 minutos.
Derretimos nuestros 150g de chocolate con leche junto con la mantequilla al baño maría.
Retiramos del fuego y dejamos templar.
En otro bol, tamizamos juntos todos los ingredientes secos: harina, sal, levadura, bicarbonato. Reservamos.




Con unas varillas batimos la mezcla de chocolate y mantequilla con el azúcar. A continuación incorporamos los huevos, la leche y, finalmente, con ayuda de una espátula, incorporamos la harina.
Añadimos los trozos grandes y los lacasitos. Reservando alguno para la decoración. 
Repartimos la masa en las cápsulas, llenándolas hasta al menos 3/4 de su capacidad. Echamos unos pocos lacasitos más, para decorar.
Horneamos unos 25 minutos. Para saberlo hay que pinchamos con un palillo y si salen sin migas, están. Dejamos templar y añadimos una cucharada de ganache y unos cuantos lacasitos. Y listo! 

Espero que os haya gustado 


sábado, 26 de noviembre de 2016

Tarta de zanahoria y cheesecake

Holaaa!

La receta de esta semana es una deliciosa tarta de zanahoria con cheesecake, esta buenísima de verdad. La receta original es del libro Objetivo Cheesecake perfecto de Alma Obregón. La receta original es para un molde de 23 o 25 cm , yo dividí las cantidades. Podéis hacerlo en el molde que tengáis por casa, solo tenéis que ajustar las cantidades 





Para el bizcocho:
100 g de harina
1 huevo
1/4 de cucharadita de bicarbonato
1/4 de levadura
60 ml de aceite suave
Dos pizcas de canela
 Una pizca de jengibre
90 g de zanahoria
60 g de azúcar
60 g de manzana peladas 
Un puñado de nueces picadas y peladas

Para el cheeseake
237 g de queso crema tipo Philadelphia 
60 g de azúcar
1 cucharada de harina
 45 ml de nata para montar o crema para batir
1 huevo y una yema 

Para decorar

45 ml de nata para montar bien fría y dos cucharadas de azúcar blanco 
O podéis decorarla con crema de queso con los siguientes ingredientes:
60 g de mantequilla a temperatura ambiente 
145 g azúcar glass tamizado
30 g de queso crema tipo Philadelphia frío 




Engrasamos un molde de 18 o 17 cm y precalentamos el horno a 170 º.

Tamizamos la harina, las especias, el bicarbonato y la levadura. Trituramos la manzana y la zanahoria peladas. En otro bol batimos los huevos, el aceite y el azúcar. Incorporamos la harina y con espátula añadimos las manzanas y las zanahorias. Cuando esté bien mezclado añadimos las nueces y vertemos la masa al molde.

Para el cheesecake empezamos batiendo el queso, el azúcar y la harina. Siempre a velocidad lenta. Incorporamos los huevos uno a uno y finalmente la nata, mezclamos hasta que este todo integrado.




Vertemos el cheesecake encima de la tarta de zanahoria y horneamos unos 60-70 minutos a 170 º o hasta que al mover el molde el cheesecake este asentado y el entro esté un pelín líquida.

La dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego la dejamos en la nevera de 4 a 6 horas. Es mejor servirla a temperatura ambiente.

Para la decoración, si usáis la nata, hay que montarla con el bol, varillas y la nata muy fría, se consigue metiendo lo 15 minutos antes al congelador. Cuando este a medio montar, unos 4 o 5 minutos a velocidad máxima añadimos el azúcar y cuando este montada, debe estar firme y formar surcos amarillentos. La metemos en una manga con boquilla de estrella y hacemos unos rosetones de dentro hacia fuera.
Para la crema de queso batimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado hasta que haya blanqueado y la mezcla este cremosa. Añadimos el queso crema recién sacado de la nevera y batimos hasta que esté cremoso y homogéneo. Hacemos el mismo proceso con la manga que con la nata. Decoramos con unas nueces. Hay que conservarla en la nevera

Esta tarta es una auténtica delicia, espero que la probéis 

Hasta pronto




martes, 15 de noviembre de 2016

Bundt cake de chocolate. Nacional Bundt Cake Day

Holaaa!

 Hoy traigo un bundt cake de chocolate, húmedo y suave, que aguanta perfecto de un día para otro. Lo llevé a una fiesta familiar y a mi prima pequeña que es adicta al chocolate se comió dos trozos!

La receta es en honor al Día Nacional de los Bundt Cakes 



220 gr de harina

½ cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
90 gr de cacao en polvo puro
190 ml de agua recién hervida 
185 gr de chocolate negro para postres
190 ml de buttermilk (ó 190 ml de leche mas 1 ½ cucharaditas de vinagre blanco o de manzana)
170 gr de mantequilla
280 gr de azúcar moreno
2 huevos

2 cucharaditas de extracto de vainilla

Receta de Bakemanía 

Comenzamos pre calentando el horno a 175ºC y engrasando bien el molde que vayamos a usar. Yo también lo espolvoreé con cacao para evitar que el bundt se pegase porque era la primera vez que lo hacía y no sabía muy bien que esperar.


En un recipiente tamizamos y mezclamos la harina, el bicarbonato y la sal. Reservamos.Añadimos el cacao en polvo al agua recién hervida .


Añadimos también el chocolate y mezclamos hasta que se derrita. Incorporamos el buttermilk. Batimos la mantequilla, a temperatura ambiente hasta que se vuelva muy cremoso y halla blanqueado , junto con el azúcar. Añadimos los huevos, de uno en uno, y el extracto de vainilla.Por último incorporamos la mezcla de ingredientes secos, alternando con la mezcla del cacao. La mezcla es bastante líquida, no os preocupeis, es normal.



Vertemos la mezcla sobre el molde previamente engrasado con spray desmoldante o mantequilla y harina,y horneamos durante unos 50-60 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro del bizcocho salga limpio, sin restos de masa.


Yo lo decoré con una salsa fugde de chocolate, receta de Alma Obregón:


160 ml de nata para montar

125 ml de golden syrup o sirope de maíz
70 g de azúcar moreno
2 cucharadas de cacao en polvo
30 g de mantequilla
1 cucharada de vainilla
200 g de chocolate negro, 70 % de cacao 

Colocamos la nata, el golden syrup, el azúcar y el cacao y removemos a fuego medio . Incorporamos la mitad del chocolate troceado y no paramos de remover, sin dejar de remover bajamos el fuego y dejamos cocer 5 minutos más. Retiramos del fuego y añadimos el resto de chocolate y la mantequilla. Removemos hasta que se integre todo y lo dejamos reposar media hora. Se conserva hasta dos semanas en un envase de vidrio.  


Hasta pronto




martes, 11 de octubre de 2016

Bundt Cake de manzana con salsa de caramelo


Holaaa!

Hoy traigo un Bundt Cake super otoñal, lleva manzana, una mezcla de especias y salsa de caramelo. Esta brutal, super jugoso. Pero aviso, esta bastante dulce. Podéis hacer solo el bizcocho si lo preferís. 
Receta adaptada de María Lunarillos : 


Para el bizcocho:

280 g + 1 cda. de harina de trigo

140 ml de aceite de oliva suave
200 g de azúcar moreno
180 ml de yogur natural, a temperatura ambiente 
3 huevos L, a temperatura ambiente 
2 manzanas peladas y troceadas, yo usé Golden 
1 cdtas. de canela en polvo
1 cdta. de extracto de vainilla
2 cdtas. de levadura o polvo de hornear
Media cucharadita de nuez moscada 
Pizca de sal
Para la salsa de caramelo:
100 g de azúcar blanco
40 ml de agua
50 g de mantequilla sin sal
100 ml de nata o crema para batir 



Para hacer el bizcocho empezamos por pelar, trocear y sacar el corazón a las manzanas. Echamos los trocitos de manzana en un bol, ( yo usé un táper) le agregamos una cucharada de harina, tapamos y agitamos, y de nuevo cubrimos con la tapa hasta su uso.
Aparte en un bol rompemos los huevos y les agregamos el azúcar moreno. Una vez integrado el azúcar, añadimos el aceite en forma de hilo mientras seguimos mezclando.


Añadimos también el yogur y el extracto de vainilla, mezclando muy bien hasta integrar. Una vez tengamos todo bien unido, tamizaremos con ayuda de un colador sobre la masa, la harina, la canela, la nuez moscada,la levadura en polvo y la pizca de sal. Agregamos la manzana en trocitos y mezclamos nuevamente con ayuda de una lengua repostera.
Vertemos la masa en el molde engrasado, con spray desmoldante o mantequilla y harina, y horneamos durante cincuenta minutos con el horno pre-calentado a 170 ºC. Mi bizcocho tardó 55 minutos.
Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
Para hacer el caramelo

Comenzamos con la elaboración del caramelo, en una olla alta o bien en una sartén amplia ponemos el azúcar con las dos cucharadas soperas de agua,puedes remover antes de llevar al fuego para que todo el azúcar se humedezca, pero una vez que lo llevas al fuego no lo toques, dejamos que se forme el caramelo, hasta que tome el color que te gusta, ya sabes que cuanto más oscuro más amargo, una vez que tenemos el color que nos gusta, apartamos la sartén del fuego y  le incorporamos la mantequilla y dejamos que se derrita.
Aparte en una olla hemos llevado a ebullición la nata cuando se haya disuelto la mantequilla incorporamos con mucho cuidadín la nata caliente, aquí sin bromas, porque la nata entra en ebullición y empieza a subir y sino tenemos cuidado podría hacernos una quemadura. Cocemos durante 2 o 3 minuto, dando vueltas con una espátula hasta que todo esté integrado. Cuidado con las quemaduras con caramelo, ya que si te salta se te quedará pegado a la piel formando una quemadura profunda.
Dejamos enfriar hasta que espese.


Desmoldamos el bundt cake y vertemos la salsa de caramelo por encima. O la dejamos en una jarrita aparte para que cada uno se sirva lo que quiera.

 Espero que os haya gustado!