Mostrando entradas con la etiqueta frambuesa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta frambuesa. Mostrar todas las entradas

lunes, 24 de julio de 2017

Cheesecake SIN HORNO de chocolate blanco y frambuesas


Holaaaa!

Esta tarta es LA TARTA, con mayúsculas. Es suave, fácil de hacer y no es muy dulce. Yo lo hice en versión barritas porque me apetecía hacerlas de otro modo, si decides no hacerlo en este formato usa un molde de 18 o 20 cm redondo.
La receta es de "Un Pedacito de Cielo"



175 g de galletas, las que querías 
90gr de mantequilla fundida
340g de chocolate blanco, de buena calidad siempre será mejor 
225g de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente NO LIGHT 
225 g de yogur griego a temperatura ambiente, de buena calidad siempre será mejor 
225 g de nata para montar o crema para batir con un 35% de materia grasa bien fría
250g de frambuesas frescas.


Engrasamos un molde de 30 por 20 con mantequilla y lo cubrimos con papel de hornear, un lado más largo que otro para que sea más fácil desmoldarlo.


 Lo primero que haremos es preparar la base, trituramos las galletas de nuestra elección y añadimos la mantequilla fundida. Mezclamos bien  y extendemos sobre la base del molde con el papel de manera uniforme. Reservamos en el frigo.

Fundimos el chocolate y reservamos para que se atempere.




Mezclamos el queso y el yogur griego con la pala de nuestra batidora y reservamos.
Montamos la nata que debe estar bien fría y sería bueno que las varillas y el bol de la batidora también lo estuviera, ponemos la nata, las varillas y el bol en el congelador por 15 minutos. La guardamos en el frigo hasta que la necesitemos.
Batimos con la pala el queso y el yogur que deberán estar a temperatura ambiente y añadimos el chocolate blanco atemperado.
A esta mezcla le añadimos la nata montada con movimientos envolventes para que no se desmonte mucho y ponemos en el molde .


Reservamos algunas frambuesas para la decoración como unos 50 gramos y el resto lo repartimos bien por todo el molde presionando un poquito para que se hundan.
Llevamos al frigo al menos cuatro horas yo lo dejé toda la noche.

Lo desmoldamos y decoramos cada porción con una frambuesa.

Y ya esta! Espero que os haya gustado!



jueves, 15 de junio de 2017

Tarta de frambuesas y limón Reto Dis-Fruta Junio



Holaaaa! 

Si lo sé, encender ahora mismo el horno es un acto muy valiente pero esta tarta merece la pena. Es muy ligera y el bizcocho es muy esponjoso. Con esta receta participo en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce.Este mes tocaba la frambuesa, que me pirra, soy capaz de comerme bandeja de una sentada ;-).



La receta está adaptada de Cris de "Un pedacito de cielo"

Aclaraciones: 

- Yo hice tres bizcochos de 18 cm de diámetro, pero los podéis hacer de 15 cm.

- Al llevar una cobertura de nata la tarta debe conservarse en la nevera. Si no queréis hacer este frosting podéis hacer una buttercream de merengue suizo que aguanta mejor el calor.

- El método de hacer los bizcochos es un poco extraño, pero os aseguro que es un acierto total.

- Para la cobertura Cris usa colorante en pasta rosa, yo no tenía y se me ocurrió colar mermelada de frambuesa y obtuve un líquido de un color como rosa oscuro y se lo fui añadiendo a la nata hasta que obtuve un color aceptable. En total usé 3 cucharadas.


4 huevos M 
2 yemas M
250ml de buttermilk o 225ml de leche entera y 25ml de zumo de  limón
50ml de zumo de limón
Ralladura de dos limones, sin la parte blanca 
350gr de harina
15gr de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato
330gr de azúcar
½ cucharadita de sal
225gr de mantequilla sin sal FRÍA

Mermelada de frambuesa, aquí es importante usar de buena calidad 
500ml de nata para montar o crema para batir con al menos un 35% de materia grasa
4 cucharadas soperas de polvo para hacer gelatina de sabor a frambuesa, yo usé de Royal
3 cucharadas soperas de azúcar glas
Colorante rosa Claret de sugarflair si fuera necesario para ayudar al color, o el truco de la mermelada 


Preparamos el buttermilk y lo dejamos reposar 10 minutos, tendrá un aspecto cortado.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos nuestros moldes y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Batimos los huevos y las yemas y añadimos un cuarto de taza del buttermilk que teníamos hecho y reservamos.

En el bol de la batidor con el accesorio pala ponemos, la harina tamizada junto a la levadura, el bicarbonato, la sal y el azúcar, mezclamos un poco a velocidad baja.
Vamos añadiendo la mantequilla fría cortada en cubitos a la mezcla de harina y azúcar, batimos a velocidad baja hasta que veamos que la mezcla coge un color como a harina de maíz y no vemos ningún grumo de mantequilla, si cogemos un pellizco de masa esta se compacta entre los dedos.
Añadimos el buttermilk y el zumo de limón y la ralladura, batimos a velocidad media unos 4 minutos.
Pasado este tiempo añadimos poco a poco la mezcla de huevos, yemas y buttermilk que teníamos reservado, una vez que estén bien incorporados, subimos la velocidad y batimos no más de un minuto.


Repartimos la mezcla equitativamente en cada molde, para ello usamos una báscula, o una cucharada de helado, y horneamos unos 25/30 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia. Si se os empiezan a tostar pero no están hechos todavía, bajad la bandeja de horno.

Cuando estén horneados los sacamos y los ponemos sobre una rejilla unos 10 minutos, pasado este tiempo desmoldamos, envolvemos en film, con cuidadito que son muy frágiles,y llevamos a la nevera en caliente, para atrapar el vapor y parar el punto de cocción.


De la crema:
Para montar la nata es necesario que el bol, las varillas y la propia nata estén bien frías de la nevera, si se te ha olvidado mete todo 15 minutos en el congelador.
Pon en el bol la nata y la gelatina y la pizca de colorante, o la mermelada, bate con el accesorio globo y cuando esté semimontada añade el azúcar glas.

Me encanta como quedó con el filtro rosa

En el proceso de batido se deshará los cristales de gelatina y no se apreciarán. Para de batir cuando este consistente o si no se echará a perder.

Nivelamos nuestros bizcochos si fuera necesario con la ayuda de una lira o de un cuchillo de cortar pan.
Llenamos una manga con la nata y cortamos la punta de manera que podamos hacer un cordón grueso en toda la circunferencia del primer bizcocho que habremos puesto como base.
Después llenamos con la mermelada y posteriormente cubrimos la mermelada con más nata con la ayuda de la manga. 
De esta manera conseguimos un dique que hará que o se salga la mermelada y nos emborrone la cobertura.
Procedemos igual con todas la capas y llevamos a la nevera 15 minutos.
Pasado este tiempo damos  una capa finita de crema para sellar las migas y llevamos otros 15 minutos a la nevera.
Sacamos la tarta y le aplicamos la última capa, que esta debe quedar más lisita, yo le dejé un efecto semidesnudo pero, podéis cubrirla entera.
Para finalizar la decoración utilicé frambuesas, ralladura de limón y un molinillo. Pero en este paso dejad volar vuestra imaginación.

Hasta aquí la receta! Un saludo!
No olvidéis seguirme en Instagram: Irene_twd_cupcakes 



domingo, 26 de febrero de 2017

Bundt cake de frutos del bosque


Holaaa!

La receta de esta vez a triunfado en casa, es un suave y esponjoso bundt aromatizado con vainilla y a eso hay que sumarle encontrarse los trocitos de fruta, no se puede pedir más.

Yo lo he hecho en este molde, el molde " Aniversario Bundt" lo podéis hacer en el que tengáis por casa que sea parecido.

Receta de Megasilvita:

160 ml de aceite de girasol
350 grs de azúcar
3 huevos L
300 grs de harina normal
Una cucharadita de polvos de hornear
120 ml de leche semidesnatada
1 cdta de extracto de vainilla
Un puñado de cada de frutas del bosque (frambuesas, arándanos, bayas, moras, etc.) en mi caso de esa que vienen congeladas
1 cdta de sal 

Si cogéis la opción que yo he elegido tenéis que sacar la fruta del congelador unas 4 horas antes de usarlas y dejarlas descongelar a temperatura ambiente. Si las usais naturales podéis saltaros este paso.
 Precalentar el horno a 170º. Mezclar el azúcar con el aceite, yo lo hice perfectamente a mano y también se puede hacer a mano. Añadir el extracto de vainilla.


 Ir añadiendo los huevos uno de cada vez esperando a echar el siguiente hasta que esté bien integrado.

En un bol, mezclar la harina, los polvos de hornear y la sal y tamizar todo junto. 
Ir agregando un poco de harina y un poco de leche y se mezcla. Terminando con la leche. Se mezcla hasta conseguir una masa sin grumitos.
Se engrasa un molde con mantequilla y harina o con spray desmoldante y se hecha un poco más de la mitad de la masa sobre el. A Continuación se añaden los frutos del bosque por encima, algunos los podéis hundir un poco. Y se termina echando el resto de la masa. Se le da unos golpecitos al molde para asentarlo. 


Hornear durante 55 minutos o hasta que  al introducir un palito nos salga limpio. En mi caso fueron 50 minutos. Dejarlo enfriar durante 10 minutos sobre una rejilla y pasado el tiempo desmoldarlo y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Y ya está!!!! 
No olvidéis seguirme en mi instagram irene_twd_cupcakes





jueves, 25 de agosto de 2016

Muffins de frambuesa

Holaa!

Esta semana he hecho unos muffins de frambuesas, que la verdad están riquísimos. Son super jugosos y se mantienen así por varios días, además las frambuesas le aportan un toque de acidez. Y es que las frambuesas además de estar buenísimas están llenas de vitaminas y antioxidantes. A mi con la receta me salieron 12 muffins grandes y seis más en cápsulas de cupcakes. La receta es de Corazón de Caramelo, un blog preciosísimo muy cuidado que tiene unas fotos preciosas.  


INGREDIENTES:


350 gr. de harina
240 gr. de azúcar moreno
150 gr. de mantequilla, para hacerlos más ligeros utilicé aceite de oliva suave si lo quereis hacer son aceite son 128 g 
350 ml. de buttermilk (más abajo te explico como prepararlo)
2 huevos
1 cucharadita de bicarbonato
1/4 de cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela molida
150 gr. de frambuesas
ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.
Preparamos el buttermilk poniendo en un recipiente 350ml. de leche y un chorrito de limón o de vinagre. Removemos con una cuchara y dejamos que repose durante 5 minutos.
Derretimos la mantequilla en un cazo al fuego o en el microondas y dejamos que se enfríe un poco. Si lo estamos haciendo con aceite este paso nos lo saltamos
En un bol ponemos todos los ingredientes secos juntos, es decir,  la harina previamente tamizada, el azúcar moreno, el bicarbonato, la canela y la sal y lo mezclamos todo con una cuchara.




Añadimos ahora a los ingredientes secos todos los ingredientes líquidos, es decir, el buttermilk, los huevos ligeramente batidos y la mantequilla derretida o el aceite  y con ayuda de una cuchara de madera o con una espátula removemos todo hasta obtener una masa homogénea. Observaremos que la consistencia de la mezcla es más bien espesa. Al principio os quedará una masa muy espesa con muchos grumos, no desespereis que poco a poco se volverá una masa sin grumos.

Echar el resto de las frambuesas a la mezcla que hemos preparado y mezclar para que se repartan bien.
Rellenar los moldes de papel con la masa de los muffins.
Introducimos los muffins en el horno durante 20 minutos aproximadamente. Los sacamos y los espolvoreamos con un poco de azúcar moreno ligeramente humedecido y los volvemos a introducir en el horno durante 10 minutos más.
Sacamos los muffins del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Puede que esté un poco ausente porque dentro de poco me voy de vacaciones a Asturias!!

Seguidme en mi insta: irene_twd_cupcakes