Mostrando entradas con la etiqueta tarta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tarta. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de junio de 2017

Tarta de frambuesas y limón Reto Dis-Fruta Junio



Holaaaa! 

Si lo sé, encender ahora mismo el horno es un acto muy valiente pero esta tarta merece la pena. Es muy ligera y el bizcocho es muy esponjoso. Con esta receta participo en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce.Este mes tocaba la frambuesa, que me pirra, soy capaz de comerme bandeja de una sentada ;-).



La receta está adaptada de Cris de "Un pedacito de cielo"

Aclaraciones: 

- Yo hice tres bizcochos de 18 cm de diámetro, pero los podéis hacer de 15 cm.

- Al llevar una cobertura de nata la tarta debe conservarse en la nevera. Si no queréis hacer este frosting podéis hacer una buttercream de merengue suizo que aguanta mejor el calor.

- El método de hacer los bizcochos es un poco extraño, pero os aseguro que es un acierto total.

- Para la cobertura Cris usa colorante en pasta rosa, yo no tenía y se me ocurrió colar mermelada de frambuesa y obtuve un líquido de un color como rosa oscuro y se lo fui añadiendo a la nata hasta que obtuve un color aceptable. En total usé 3 cucharadas.


4 huevos M 
2 yemas M
250ml de buttermilk o 225ml de leche entera y 25ml de zumo de  limón
50ml de zumo de limón
Ralladura de dos limones, sin la parte blanca 
350gr de harina
15gr de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato
330gr de azúcar
½ cucharadita de sal
225gr de mantequilla sin sal FRÍA

Mermelada de frambuesa, aquí es importante usar de buena calidad 
500ml de nata para montar o crema para batir con al menos un 35% de materia grasa
4 cucharadas soperas de polvo para hacer gelatina de sabor a frambuesa, yo usé de Royal
3 cucharadas soperas de azúcar glas
Colorante rosa Claret de sugarflair si fuera necesario para ayudar al color, o el truco de la mermelada 


Preparamos el buttermilk y lo dejamos reposar 10 minutos, tendrá un aspecto cortado.
Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos nuestros moldes y ponemos un disco de papel de horno en la base.
Batimos los huevos y las yemas y añadimos un cuarto de taza del buttermilk que teníamos hecho y reservamos.

En el bol de la batidor con el accesorio pala ponemos, la harina tamizada junto a la levadura, el bicarbonato, la sal y el azúcar, mezclamos un poco a velocidad baja.
Vamos añadiendo la mantequilla fría cortada en cubitos a la mezcla de harina y azúcar, batimos a velocidad baja hasta que veamos que la mezcla coge un color como a harina de maíz y no vemos ningún grumo de mantequilla, si cogemos un pellizco de masa esta se compacta entre los dedos.
Añadimos el buttermilk y el zumo de limón y la ralladura, batimos a velocidad media unos 4 minutos.
Pasado este tiempo añadimos poco a poco la mezcla de huevos, yemas y buttermilk que teníamos reservado, una vez que estén bien incorporados, subimos la velocidad y batimos no más de un minuto.


Repartimos la mezcla equitativamente en cada molde, para ello usamos una báscula, o una cucharada de helado, y horneamos unos 25/30 minutos o hasta que al insertar una brocheta esta salga limpia. Si se os empiezan a tostar pero no están hechos todavía, bajad la bandeja de horno.

Cuando estén horneados los sacamos y los ponemos sobre una rejilla unos 10 minutos, pasado este tiempo desmoldamos, envolvemos en film, con cuidadito que son muy frágiles,y llevamos a la nevera en caliente, para atrapar el vapor y parar el punto de cocción.


De la crema:
Para montar la nata es necesario que el bol, las varillas y la propia nata estén bien frías de la nevera, si se te ha olvidado mete todo 15 minutos en el congelador.
Pon en el bol la nata y la gelatina y la pizca de colorante, o la mermelada, bate con el accesorio globo y cuando esté semimontada añade el azúcar glas.

Me encanta como quedó con el filtro rosa

En el proceso de batido se deshará los cristales de gelatina y no se apreciarán. Para de batir cuando este consistente o si no se echará a perder.

Nivelamos nuestros bizcochos si fuera necesario con la ayuda de una lira o de un cuchillo de cortar pan.
Llenamos una manga con la nata y cortamos la punta de manera que podamos hacer un cordón grueso en toda la circunferencia del primer bizcocho que habremos puesto como base.
Después llenamos con la mermelada y posteriormente cubrimos la mermelada con más nata con la ayuda de la manga. 
De esta manera conseguimos un dique que hará que o se salga la mermelada y nos emborrone la cobertura.
Procedemos igual con todas la capas y llevamos a la nevera 15 minutos.
Pasado este tiempo damos  una capa finita de crema para sellar las migas y llevamos otros 15 minutos a la nevera.
Sacamos la tarta y le aplicamos la última capa, que esta debe quedar más lisita, yo le dejé un efecto semidesnudo pero, podéis cubrirla entera.
Para finalizar la decoración utilicé frambuesas, ralladura de limón y un molinillo. Pero en este paso dejad volar vuestra imaginación.

Hasta aquí la receta! Un saludo!
No olvidéis seguirme en Instagram: Irene_twd_cupcakes 



domingo, 9 de abril de 2017

Cheesecake de dulce de leche


Holaaaa!

Aquí estoy yo de vuelta con una tarta que esta entre mis favoritas, un cheesecakes suave y aterciopelado con una salsa que se sirve templada que hace que la tarta sea una delicia.




Receta de mi propia cosecha: ( para un molde de 18cm)

Para la base:

75 gr galletas tipo maría
50 gr mantequilla sin sal derretida en el microondas o en cazo
Media cucharadita de canela molida ( opcional)

Para el relleno:

 1 huevo y una yema de un huevo M a temperatura ambiente
 70  gr  azúcar blanco
 300  gr  queso crema ( tipo Philadelphia) a temperatura ambiente
 15  gr  harina 
70  g r dulce de leche, yo usé el pastelero de Márdel
75  ml de nata para montar o crema para batir con un min de 35% de materia grasa a temperatura ambiente

Trituramos
las
galletas con una batidora, un mortero o una bolsa tipo Zip y un rodillo 
y
las
mezclamos
con
la
mantequilla
derretida hasta que parezca arena mojada. Añade la canela y vuelve a mezclar.





Con el molde engrasado con mantequilla y papel de horno para que se desmolde perfectamente, pasamos la mezcla de galletas al molde y las aplastamos con la base de un vaso o con las manos. Lo metemos al frigorífico, mientras preparamos el relleno.

Batimos el queso crema con el azúcar a velocidad más bajita de la batidora hasta que sea una mezcla homogénea, añadimos el huevo y esperamos hasta que se integre y añadimos la yema. Incorporamos la harina y la nata. Batir hasta que se integre todo y añadimos el dulce de leche. Sacamos el molde de la nevera y ponemos el relleno y lo alisamos con una espátula. Le damos unos golpecitos al molde para que salgan las burbujitas.

Lo metemos en el horno precalentado a 170º, lo tendremos 30 minutos y comprobamos si esta hecho agitando el molde y si los bordes están cuajados y el centro un poquito húmedo. Lo sacamos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Lo metemos al frigorífico tapado con un film un mínimo de 6 horas o de un día para otro.





Antes de servirlo hacemos la salsa con:
70 ml de dulce de leche, yo usé el pastelero de Márdel
30 ml de nata para montar o crema para batir con un min de 35% de materia grasa a temperatura ambiente


Ponemos el dulce de leche en un cazo a fuego medio y vamos añadiendo poco a poco la nata hasta que consigamos una mezcla líquida, ya que cuando se enfríe endurecerá.
Glaseamos sin control.

Hasta aquí la receta! Un saludo!










martes, 24 de enero de 2017

Tartaleta de kiwi y crema pastelera Reto Dis-Fruta Enero


Holaaa!

Hoy traigo una receta con la que participo por segunda vez en el Reto Dis-Fruta y tuve mucha suerte porque este mes me ha tocado elegir a mi la fruta. Elegí el kiwi, porque me parece una fruta súper rica y con muchas propiedades.


Con él he preparado esta tartaleta de kiwi y crema pastelera que está deliciosa, muy crujiente y con el toque fresco del kiwi es pa' morirse.

La receta de la masa quebrada es de Webos Fritos, si no queréis hacerla podéis comprarla pero no hay nada comparado con lo casero.


240 g de harina de repostería
15 g de azúcar
125 g de mantequilla ablandada cortada en cuadritos
1 huevo mediano 
2 cucharadas soperas de agua helada

Para la crema pastelera:

250 ml leche
2 huevos medianos
80 g de azúcar 
20 g de Maicena
1 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla 
OPCIONAL Un cuarto de cucharadita de canela

Para la capa de kiwi:

5 o 6 kiwis pequeños
Azúcar blanco en caso de que lo kiwis estén ácidos
Un sobre de cobertura para tartas ( yo lo compré en Lidl, viene en un paquete con varios sobres) 
Otra opción es diluir mermelada en agua 

 Poner la harina en la encimera de trabajo y hacer un volcán. Echar en él la mantequilla, el huevo sin batir y el azúcar. Amasar espachurrando la mantequilla con las manos hasta formar una masa un poco pegajosa.
  Añadir las dos cucharadas de agua helada y amasar los ingredientes. La masa unirá poco a poco. Amasar pero no demasiado: sólo hasta conseguir una textura firme y homogénea. Si sigue pegajosa añadir un poco más de harina.


Bolear la masa y aplastarla un poco, recubrirlo con papel film y llevarlo 1 hora en la nevera o media en el congelador.

Pasado el tiempo enharinamos la mesa y el rodillo y estiramos la masa quebrada girándola para que no se pegue, intentando que quede con el mismo grosor.
Unta bien el molde con mantequilla. Enrolla la masa en el rodillo, pero sin presionar, sólo para que te sirva para trasladarla, y déjala caer suavemente en el molde, desenrollando, y sin estirar.A continuación aprieta la masa contra las paredes y recorta la pasta sobrante. Vuelve a presionar bien los bordes con la ayuda de una bola de masa, y mete al frigo de nuevo.

Precalienta el horno a 200º. Saca el molde del frigorífico y pinchalo con un tenedor. Antes de meterlo en el horno pon un papel de hornear y coloca unas legumbres o un peso para que no se hinche, yo use unas piedras. Déjalo unos 20 minutos o hasta que esté bien dorada.Sacamos la base y la dejamos sobre una rejilla.

Mientras este en el horno haremos la crema pastelera:
 Poner en un vaso de la batidora todos los ingredientes menos la vainilla. Batirlos bien con la batidora.
 Abrir la vaina de vainilla por la mitad y raspar con la punta del cuchillo el interior de la misma, o echar la esencia Echarlo al bol y mezclar.

 Echar el contenido del mismo en un cazo y poner a fuego medio sin dejar de remover con unas varillas hasta que espese. Como mucho tarda un par de minutos.
 Quitar del fuego y pasarla a un cuenco. En cuanto esté templada, poner un plástico tocando la superficie de la crema para que no cree costra. Meter en el frigorífico hasta su uso.
Cuando la base esté totalmente fría ponemos la crema pastelera y la alisamos.


Pelamos y cortamos los kiwis en rodajas y los colocamos sobre la crema.
Preparamos la gelatina como indica el paquete y se la añadimos con un pincel por encima intentando cubrir todos los trozos de fruta. Lo mismo hay que hacer si lo hacemos con mermelada.

Y ya está!! Espero que os haya gustado!

No olvidéis seguirme en mi instagram: irene_twd_cupcakes 




domingo, 25 de diciembre de 2016

Layer cake de turrón


Holaaa!

Y otra receta de navideña!! En verdad esta receta es del año pasado, fue la tarta para Nochebuena y estaba deliciosa. La receta es de Alma Obregón:



200 ml de aceite
170 gr de azúcar moreno
200 gr de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
4 huevos a temperatura ambiente
Una tableta de turrón de Jijona

Bate el aceite, el azúcar moreno y los huevos hasta que estén bien integrados.

En un bol, tamiza la harina y la levadura. A continuación, añádelo a la mezcla y bate a velocidad baja hasta que no quede ningún resto de harina.

Añade el turrón troceado con un tenedor, mejor que queden trocitos  y mezcla hasta que la masa sea homogénea.

Precalienta el horno a 180° y engrasa tus moldes rociando con spray desmoldante o con mantequilla. Pueden ser tres moldes de 15 cm o dos de 18 cm. También puede ser un molde alto y de ahí sacas las capas.

Reparte la masa entre los 3 moldes, de la manera más equitativa, yo lo hice con una cuchara de helado, también podéis pesar la masa y dividirla. y hornea los bizcochos durante 25-30 minutos o hasta que los bordes se separen ligeramente del molde y al introducir un palillo salga limpio.


Para la crema:

300 gr de azúcar glacé
300 gr de mantequilla a temperatura ambiente
3 cucharadas de pasta de turrón, o media tableta de turrón hecho puré.
2 cucharadas de leche

Desmolda los bizcochos cuando los moldes estén fríos. Déjalos enfriar por completo sobre una rejilla. Envuélvelos en papel alval y déjalos de un día para otro en la nevera. La miga esta más firme y se trabaja mejor.

En un bol, tamiza el azúcar glacé y colócalo junto con la mantequilla y la leche.

Cubriendo el bol, bate a velocidad baja hasta que el azúcar se integre. Después sube la velocidad y bate durante 5 minutos a velocidad alta.


Incorpora la pasta de turrón y bate de nuevo. Debe quedar una masa homogénea y cremosa.

Para empezar, pondremos un poco de la crema que estemos utilizando sobre el centro del cartoncito de tartas, para que actúe a modo de pegamento y así evitar que se nos mueva el bizcocho. Yo utilicé un circulo de cartón del mismo diámetro de los moldes forrado de papel alval. Nivelamos los bizcochos con una lira. Colocaremos el primer bizcocho, el menos perfecto de los que hayamos hecho, sobre el cartón de tartas, boca abajo.


Colocaremos sobre el bizcocho la cantidad de crema deseada. Para esto, utilizo la cuchara del helado. La extendemos con la espátula.Colocaremos el segundo bizcocho. Volvemos a colocar una cantidad de crema igual que en la capa anterior. 

Y por último ponemos el bizcocho más perfecto y damos otra capa de crema. Hacemos una capa muy fina de crema, esta primera capa tiene que quedar muy fina y bien alisada. Esta capa se llama un crumb coat, o una capa de sellado para tapar las migas. Cuando la saquemos damos el acabado final e intentamos dejar los bordes lo más lisos posibles.

Para decorar cogí un poco de la crema restante he hice unos rosetones con una boquilla de estrella de fuera hacia dentro.
Y coloqué unas flores de azúcar, podéis decorarla con lo que queráis. 

Y ya está!! No olvidéis seguirme en mi Instagram: irene_twd_cupcakes

Hasta pronto













sábado, 26 de noviembre de 2016

Tarta de zanahoria y cheesecake

Holaaa!

La receta de esta semana es una deliciosa tarta de zanahoria con cheesecake, esta buenísima de verdad. La receta original es del libro Objetivo Cheesecake perfecto de Alma Obregón. La receta original es para un molde de 23 o 25 cm , yo dividí las cantidades. Podéis hacerlo en el molde que tengáis por casa, solo tenéis que ajustar las cantidades 





Para el bizcocho:
100 g de harina
1 huevo
1/4 de cucharadita de bicarbonato
1/4 de levadura
60 ml de aceite suave
Dos pizcas de canela
 Una pizca de jengibre
90 g de zanahoria
60 g de azúcar
60 g de manzana peladas 
Un puñado de nueces picadas y peladas

Para el cheeseake
237 g de queso crema tipo Philadelphia 
60 g de azúcar
1 cucharada de harina
 45 ml de nata para montar o crema para batir
1 huevo y una yema 

Para decorar

45 ml de nata para montar bien fría y dos cucharadas de azúcar blanco 
O podéis decorarla con crema de queso con los siguientes ingredientes:
60 g de mantequilla a temperatura ambiente 
145 g azúcar glass tamizado
30 g de queso crema tipo Philadelphia frío 




Engrasamos un molde de 18 o 17 cm y precalentamos el horno a 170 º.

Tamizamos la harina, las especias, el bicarbonato y la levadura. Trituramos la manzana y la zanahoria peladas. En otro bol batimos los huevos, el aceite y el azúcar. Incorporamos la harina y con espátula añadimos las manzanas y las zanahorias. Cuando esté bien mezclado añadimos las nueces y vertemos la masa al molde.

Para el cheesecake empezamos batiendo el queso, el azúcar y la harina. Siempre a velocidad lenta. Incorporamos los huevos uno a uno y finalmente la nata, mezclamos hasta que este todo integrado.




Vertemos el cheesecake encima de la tarta de zanahoria y horneamos unos 60-70 minutos a 170 º o hasta que al mover el molde el cheesecake este asentado y el entro esté un pelín líquida.

La dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego la dejamos en la nevera de 4 a 6 horas. Es mejor servirla a temperatura ambiente.

Para la decoración, si usáis la nata, hay que montarla con el bol, varillas y la nata muy fría, se consigue metiendo lo 15 minutos antes al congelador. Cuando este a medio montar, unos 4 o 5 minutos a velocidad máxima añadimos el azúcar y cuando este montada, debe estar firme y formar surcos amarillentos. La metemos en una manga con boquilla de estrella y hacemos unos rosetones de dentro hacia fuera.
Para la crema de queso batimos la mantequilla y el azúcar glass tamizado hasta que haya blanqueado y la mezcla este cremosa. Añadimos el queso crema recién sacado de la nevera y batimos hasta que esté cremoso y homogéneo. Hacemos el mismo proceso con la manga que con la nata. Decoramos con unas nueces. Hay que conservarla en la nevera

Esta tarta es una auténtica delicia, espero que la probéis 

Hasta pronto




sábado, 16 de abril de 2016

Tarta de zanahoria

Holaaa!

Hace un par de meses fui a un curso de repostería de Kitchen Club con mi padre y entre otras cosas nos enseñaron a hacer la famosa tarta de zanahoria. Es la primera vez que la probaba y resultó que me encantó.






Aquí la receta:

Masa 



 210  gr  harina
 250  gr  azúcar
 3  ud  huevo
 1   sobre de levadura Royal
 1  vasito de yogur aceite de girasol
 1  ud  yogur natural
 1  cdita  canela molida 
 1  cdita  jengibre
 ½  cdita  sal
 300  gr  zanahoria rallada
 100  gr  nueces  



Frosting
 300  gr  azúcar glass o icing sugar
 50  gr  mantequilla sin sal
 125  gr  crema de queso tipo Philadelphia


1. Primero
 elaboramos 
la 
masa.
Para
 ello 
se 
mezclan 
los
  huevos
 con 
el 
azúcar .
 A
 esta
 mezcla 
se
 le 
añade la 
harina, tamizada junto a la levadura el yogurt y  las especias.

2. Cuando 
todo 
esté 
bien 
mezclado
 se
 añade
 la 
zanahoria,
las 
nueces
 troceadas 
y 
el
 aceite, 
y
 se
 integra 
todo
 bien.


3. Engrasamos 
un 
molde 
de 
tarta
 ( en mi caso de 30 cm) y 
vertemos 
la 
mezcla.
 Precalentamos
 el 
horno
 a
 180º
 y
horneamos 
hasta 
que 
la
 masa 
esté
 totalmente 
cuajada 
y 
la
superficie
 se
 vea
 dorada. 
Es
 importante
 no
 abrir
 el 
horno
antes 
de
 los 
primeros 
25
 minutos.


4. Para 
elaborar 
el 
frosting
 debemos mezclar la 
mantequilla 
con
 el 
azúcar glass tamizado 
hasta
 que 
queden 
bien 
 incorporados. 
En
 ese 
momento 
añadimos
 la
 crema
 de
 queso 
y
 mezclamos bien.





5. Cuando
 el
 bizcocho
 esté 
frío 
lo 
cubrimos
 con
 el
 frosting
 de
queso. 
Podemos
 adornar 
con zanahoria rallada o nueces


Espero que os haya gustado la receta.
    
         
  Besos