Mostrando entradas con la etiqueta merengue. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta merengue. Mostrar todas las entradas

lunes, 20 de junio de 2016

Layer cake de avellana con butterswiss de merengue suizo


Holaaa!

Este layer cake de avellana lo hice para la fiesta del día de la madre, si lo celebramos en junio. Pero hubo un problema, el día antes me pareció que la tarta era demasiado pequeña por lo que hice mi tarta de zanahoria. Receta en este blog. Y al día siguiente tuve que hacer las dos cremas y decorarlas. Pero el palizón valió la pena.



Ingredientes para una tarta de 15 cms

Para el bizcocho:
200 gr de azúcar
200 gr de mantequilla
4 huevos
200gr de harina
2 cucharaditas de levadura química
1 cucharadita de extracto de vainilla
Para el almíbar
100 g de azúcar
100ml de agua


Precalentamos el horno a 170ºC.
Engrasamos tres moldes de layer cake de 15 cms.
Tamizamos la harina con la levadura química y reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla esté integrada y se aclare.
Añadimos los huevos, uno a uno, y el extracto de vainilla y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.
Incorporamos la harina y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.
Repartimos entre los moldes y horneamos 25 minutos o hasta que un palillo salga limpio y el bizcocho se separe ligeramente de los bordes.

Mientras se hornea, preparamos el almíbar. Ponemos el agua y el azúcar en un cazo y calentamos hasta que empiece a hervir y se disuelva el azúcar.

Para la crema

4 claras
220g de azúcar
350g de mantequilla a temperatura ambiente


Ponemos a calentar las claras con el azúcar al baño maría. Esperamos a que la mezcla alcance unos 55ºC o, si no tenemos termómetro, a que el azúcar se haya disuelto por completo. En ese momento pasamos la mezcla al bol de la batidora y montamos a punto de nieve.
Seguimos batiendo hasta que el merengue esté brillante y a temperatura ambiente. Cambiamos las varillas por la pala y comenzamos a añadir la mantequilla batiendo a velocidad media hasta que la crema esté homogénea y muy sedosa.


Para empezar, pondremos un poco de la crema que estemos utilizando sobre el centro del cartoncito de tartas, para que actúe a modo de pegamento y así evitar que se nos mueva el bizcocho. Yo utilicé un circulo de cartón del mismo diámetro de los moldes forrado de papel alval. Nivelamos los bizcochos con una lira. Colocaremos el primer bizcocho, el menos perfecto de los que hayamos hecho, sobre el cartón de tartas, boca abajo.
Colocaremos sobre el bizcocho la cantidad de crema deseada. Para esto, utilizo la cuchara del helado. La extendemos con la espátula.Colocaremos el segundo bizcocho. Volvemos a colocar una cantidad de crema igual que en la capa anterior. Y por último ponemos el bizcocho más perfecto y damos otra capa de crema. Hacemos una capa muy fina de crema, esta primera capa tiene que quedar muy fina y bien alisada. Esta capa se llama un crumb coat, o una capa de sellado para tapar las migas.







Cuando consigamos que la tarta con su capa tapa migas esté totalmente uniforme, la meteremos en la nevera por espacio de una hora, para que se enfríe y se asiente bien la crema.Después de que se enfríe, le pondremos una generosa capa de crema a la tarta. No importa que sea mucha, porque se la vamos a ir quitando, pero siempre es más fácil de trabajar con mucha cantidad de crema que con poca. Si ésta segunda capa es gruesa no tendremos el riesgo de que, al retirar la crema, levantemos la capa tapa migas. También es más fácil corregir los errores.Para ayudarnos a extender la crema, mojaremos la espátula en el agua tibia y la secaremos con un papel de cocina. Es más fácil trabajar con la espátula limpia y ligeramente tibia por el agua.

Ya estamos terminando. Ahora de lo que se trata es de igualar la capa de crema. Colocaremos la espátula vertical, paralela a los lados de la tarta. Sin mover la espátula, y sin apretar, giraremos el cake stand para dejar una capa uniforme de crema.

Yo lo decoré con una plantilla de corazón y chispas de chocolate, las mismas que utilicé para los muffins de Nutella y el Bundt cake de tres chocolates.

También fui a la firma de libros de Alma Obregón y por fin me compré su libro!! Libro del que ya he hecho alguna receta.






Besos








lunes, 23 de mayo de 2016

Cupcakes de chocolate y merengue suizo


Holaa!!

La receta de esta semana lleva merengue suizo, una alternativa al buttercream para gente intolerante a la lactosa. Esta crema también es un buen sustituto si no tenemos icing sugar. Vamos con la receta:




Receta de Lost in Cupcakes

Para doce cupcakes:

50 gr de mantequilla a temperatura ambiente 

130 gr de azúcar

1 huevo L

40 gr de cacao en polvo

150 gr de harina

130 ml de buttermilk (o 130 ml de leche entera y una cucharada de zumo de limón)

1 cucharadita de levadura


Preparación:

Si no tenemos buttermilk, podemos prepararlo mezclando la leche con la cucharada del zumo de limón y dejando reposar unos 10 min.

Mezclamos la harina con el cacao y la levadura, la tamizamos y la reservamos.

Ponemos el horno a calentar a 170º. En un bol, vamos a mezclar la mantequilla que ha de estar a temperatura ambiente con el azúcar, batiendo con la pala del robot hasta que la mezcla blanquee y no se note el azúcar. A continuación, añadimos el huevo y batimos hasta que todo quede integrado. Ahora, añadimos la mitad de la harina y el cacao y la mitad del buttermilk y batimos justo hasta que esté todo integrado. Terminamos añadiendo la otra mitad de harina y buttermilk.


Preparamos el molde con las cápsulas y llenamos hasta 3/4 partes cada cápsula con la masa. Antes de meter nuestros cupcakes en el horno, les vamos añadir unas pepitas de chocolate a la masa, por encima, así el chocolate se derretirá. ¡Ya veréis que ricos!





Para el merengue: 

2 claras de huevo ( pueden ser pasteurizadas pero tardan más en montar)
110 gramos de azúcar blanco

Vamos a poner a calentar al baño maría un bol con las claras y el azúcar y removemos a una temperatura media, y hasta que veamos que el azúcar disuelve por completo. Si no estáis muy seguros, podéis coger un poco de clara con los dedos y frotarlos, si no notáis ningún grano de azúcar, las claras están listas para montar. 
Si lo hacéis on termómetro de azúcar, cuando llegue a los 55 - 60 grados. Ahora, con las varillas, vamos a batir las claras al punto de nieve, hasta que formen picos.

Meter la crema en una manga y decorar yo en este caso puse bolitas de colores pero lo podéis meter al grill hasta que este bien doradito.

 Espero que os haya gustado
   
 Besos