domingo, 21 de agosto de 2016

Coulant de chocolate con corazón de caramelo


Holaaa!

Este finde venían unos amigos a cenar así que me pareció la ocasión perfecta para hacer unos coulants de chocolate también llamados volcán de chocolate o muerte por chocolate.
 Además de un sabor super chocolateado lleva un corazón de caramelo.
 La receta es de María Lunarillos.




Para el bizcocho:

170 g de chocolate negro de buena calidad con un mínimo de cacao del 60%

85 g de mantequilla
170 g de azúcar moreno
85 g de harina
6 huevos

Para el caramelo:
100 g de azúcar
100 g de nata para montar
1 cucharada de agua
10 gramos de mantequilla

Para la elaboración del bizcocho, pondremos a fundir el chocolate junto con la mantequilla, lo podéis hacer al baño maría o al microondas con cuidado de que no se os queme, si lo hacéis al micro lo teneis que fundir a intervalos de 30 segundos, removiendo a cada intervalo. En un bol mezclamos el azúcar con la harina tamizada. Añadimos el chocolate derretido y mezclamos. Se volverá una mezcla pastosa y grumosa que cuesta remover. Añadimos los huevos y mezclamos bien con unas varillas.
Engrasamos los moldes con spray desmoldante  o con un poco de mantequilla y reservamos.
Repartimos la mezcla entre los moldes, se pueden unas ramequines, flaneras o moldes de aluminio de usar y tirar, dejando espacio para incorporar el caramelo.
Dejamos reposar en la nevera un par de horas.

Para hacer el caramelo

Comenzamos con la elaboración del caramelo, en una olla alta o bien en una sartén amplia ponemos el azúcar con las dos cucharadas soperas de agua,puedes remover antes de llevar al fuego para que todo el azúcar se humedezca, pero una vez que lo llevas al fuego no lo toques, dejamos que se forme el caramelo, hasta que tome el color que te gusta, ya sabes que cuanto más oscuro más amargo, una vez que tenemos el color que nos gusta, apartamos la sartén del fuego y  le incorporamos la mantequilla y dejamos que se derrita.
Aparte en una olla hemos llevado a ebullición la nata cuando se haya disuelto la mantequilla incorporamos con mucho cuidadín la nata caliente, aquí sin bromas, porque la nata entra en ebullición y empieza a subir y sino tenemos cuidado podría hacernos una quemadura. Cocemos durante 2 o 3 minuto, dando vueltas con una espátula hasta que todo esté integrado. Cuidado con las quemaduras con caramelo, ya que si te salta se te quedará pegado a la piel formando una quemadura profunda.
Dejamos enfriar.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Una vez reposado y la salsa de caramelo fría, colocamos ésta dentro de una manga pastelera y procedemos a introducir un “churretón” en el centro de cada de cada molde, o lo podéis hacer con dos cucharitas. Introducimos en el horno y dejamos unos 15 o 20 minutos. Mi consejo es que primero hagáis uno solo y controleis  los tiempos ,en mi horno fueron 16 minutos. Hay que vigilarlo para que el centro quede liquido y los bordes hechos.

Para el montaje los deje enfriar un poco y los desmolde en un plato, los espolvoree azúcar glass con un colador y les puse unas chispas de chocolate. Cuando se los serví a los invitados les puse además una bola de helado de vainilla con nueces.

Vamos, un éxito total. Os animo a probarla.

Besos