sábado, 2 de julio de 2016

Cheesecake de chocolate

Holaaa!

En mi clase de francés al final de curso hacemos un "desayuno francés" donde cada uno tiene que llevar algo, casi todos llevan crepes, croissants o creme brulee. Con la excusa de estrenar mi nuevo libro " Objetivo Cheesecake Perfecto" hice este cheesecake de chocolate que está brutal, es más se lo acabaron en clase.






CHEESECAKE DE CHOCOLATE:

Ingredientes para molde de 18cms:

Para la base:
115g de oreo trituradas
60g de mantequilla


Para el relleno:
250g de chocolate negro, troceado
600 g de queso fresco tipo Philadelphia (no light) a temperatura ambiente
150g de azúcar blanco
2 huevos a temperatura ambiente
1 cucharadita y media de extracto de vainilla
175 ml de nata líquida de montar (35% materia grasa)


Para el ganache
220 g de chocolate
220 ml de nata líquida de montar (35% materia grasa)
1 y media cucharada de mantequilla


Precalentamos el horno a 180º grados. Engrasamos nuestro molde desmontable de 18 cm según la receta elegida.

Derretimos la mantequilla y la mezclamos bien con las galletas oreo trituradas. Cubrimos la base del molde con esta mezcla. Horneamos unos 8 minutos hasta que se vea asentada. Sacamos del horno y reservamos.

Para preparar la masa: Colocamos el chocolate troceado en un bol resistente al calor. Calentamos la nata de montar y cuando empiece a hervir la echamos sobre el chocolate. Dejamos esperar 1 minuto y entonces removemos hasta lograr un ganaché brillante y homogéneo, sin restos de trocitos de chocolate. Reservamos.

En el bol de la batidora, batimos el queso con el azúcar, a velocidad baja siempre, para evitar la formación de burbujas de aire en nuestra masa. Añadimos los huevos, uno a uno y la vainilla.. Una vez la mezcla es homogénea, paramos la batidora, incorporamos el ganache todo junto, y mezclamos de nuevo a velocidad baja siempre.

Vertemos la masa en el bol, alisamos la superficie con una lengua de silicona. Horneamos 15 minutos a 180º y luego bajamos la temperatura a 120° y continuamos horneando, al menos, 60 -70 minutos, o hasta que toda la superficie haya cuajado y sólo quede el centro un poco húmedo.

Una vez fuera del horno, dejamos enfriar a temperatura ambiente (SIN DESMOLDAR) y después la metemos al frigorífico un par de horas (mínimo) para que logre la consistencia adecuada. Importante no meter la tarta caliente a la nevera o corréis el riesgo de que se raje por arriba.

Antes de servir, preparamos el ganache de chocolate de decoración.

Colocamos el chocolate troceado en un bol resistente al calor. Calentamos la nata de montar y cuando empiece a hervir la echamos sobre el chocolate. Dejamos esperar 1 minuto y entonces removemos hasta lograr un ganaché brillante y homogéneo, sin restos de trocitos de chocolate. Añadimos la mantequilla en trocitos y removemos hasta que se disuelva por completo.

Desmoldamos el cheesecake con cuidado y extendemos el ganache por encima con ayuda de una espátula o una cuchara. Decoramos con unos sprinkles y unos mikados.


Esta super deliciosa.

Besos